Primer silencio

El poema en el horizonte.
El profundo paisaje en ti
abierto por las palabras.
Tu sonrisa de noche
hace felices a las estrellas
junto al aliento del sauce.
En la lágrima del polvo
llueve insondable la eternidad.
Exiliado de los signos,
recreado en los recuerdos
oscilo hacia tu nombre.

(21 de abril del 2001)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s