La abdicación cíclica

Esta es la historia
nunca antes contada.
Esta es la historia
de la que nadie inventará mitos,
de la que nadie deducirá leyendas.

Esta será la historia
de la que nunca tendrás recuerdos,
la que voluntariamente
decidiste olvidar.
Será el relato
cuyo argumento borrarás
de la emoción más frágil
que pudo existir.

Será ese cuento de hadas
que deseaste que fuera el tuyo
cuando camines a solas por las calles,
cuando la lluvia te pase desapercibida,
cuando tengas ganas de contarlo
con palabras que sean tuyas,
cuando no encuentres ninguna
que hable honestamente por ti.
Será la travesura
que querrás confesar.
Será el pecado
que no pudiste cometer.
Un misterio tuyo por resolver.

Esta será la memoria
que le vas a contar a tus nietos:
la épica de un héroe que derrotó
centinelas y soldados,
tigres y dragones.
Estas serán las aventuras
que preferiste soñar a vivir,
las que elegiste para figurarte
una biografía secreta,
las que quisiste que fueran
el alfa y el omega de tu intimidad,
el principio y el fin de tu tiempo.

Esta es la fábula
que no tendrá enseñanzas, ni parábolas
de la que nadie se hartará
de la vanidad de su moraleja.
Será la alegoría
de la que solo tu corazón
será legado y testimonio,
mentira y verdad.

Esta será la historia
que volverá a ti por las noches
asediándote en los pendientes por solucionar
cuando los pensamientos te acorralen,
cuando la luna te abandone,
cuando la almohada te recrimine
por lo que es y por lo que será.

Esta es la historia
por la que una y otra vez
te preguntarás
¿Qué tal si…?

(31 de Marzo de 2017)

Anuncios