Resistencia y pertrechos

Un ataque de melancolía
perpetrado por la noche.

Las vanguardias tenaces
se alistan para incursionar
adentro de tierra agreste
en campo minado.
Soldados de asalto
envisten fuego a discreción
y nuestros legionarios
caen uno a uno a sus pies:
Le dan de beber sangre
a las fauces de la guerra,
tapizando nuestros sueños con muerte.

Intentamos contener el embate enemigo
recargamos bayonetas y cañones,
preparamos la infantería de segundo rango,
y nuestros centuriones
preparan una escalada
a las trincheras de la luna,
erigimos un mecanismo de defensa
reforzado como un poema.

Pero sabemos que nuestra ofensiva
no resistirá por mucho tiempo:
Es inminente que nuestras barreras
están por doblegarse.
Salimos derrotados.
Nos volverán esclavos,
o nos comerá el rencor
enzarzado en los perros.

Así se comete un crimen
perpetrado por una metáfora,
y nuestras fuerzas se percatan abatidas
que nos ha traicionado la inspiración
volviéndose del olvido aliada:
La impunidad obtiene su triunfo.

Los pregoneros dan noticia de nuestra derrota
en fantásticas y sentenciosas leyendas.

(12 de Mayo del 2017)

Anuncios