Himeneo

Estábamos solos.

El mundo no existía
y el tiempo nos unía
en un solo aliento
de un único nudo.

Impacientemente,
sin cruzar promesas,
ni rotas palabras,
nos pertenecíamos
mirándonos sonriendo

el uno al otro.

(7 de Septiembre del 2017)

13684380

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s