Filosofema

Sigo siendo un aspirante a filósofo.

Solo pospuse la exigente
interrogación por la verdad
porque un poema vino a consolarme
con el fugaz abrazo
de su ala de sosiego.

Solo dejé descansar
las indagaciones de la conciencia,
porque un verso herido de tiempo
vino a murmurar por última vez
la palpitación de las deshoras,
la travesía de sus delirios,
sus incursiones entre andamios.

Sigo siendo un aprendiz de sabio.

A los otros, a los poetas
les han sido heredadas
la vocación del hexámetro,
la memoria de las simetrías,
las bellezas insólitas.

(12 de Julio del 2016)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s