Lisboa del Mar

El asedio del Atlántico
sobre las costas ungidas
en el quebranto de la arena.
La pleamar se abreva silente
en el margen de una mirada
una vez entrecortada
de tornasoles miramientos.

La ola estalla intempestiva
en las proas de Occidente.
Nadie ha advertido aun
cómo el rastro de tu voz
guía las corrientes marinas
del íntimo denuedo.

El envolvente océano
reclama parábolas aun dispersas
en la marea de tu nombre.

(8 de Enero del 2018)


En la cabecera «Marinha», de José Malhoa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s