La cómplice

A diario haces apología del crimen,
del perjurio y de la infamia,
propagas la inmoralidad en el mundo,
violentas la ley y la paz de la creación,
autorizas la anarquía y la perdición,
dejas que nos enferme la peste,
el hambre, la guerra y la muerte,
infundes en el alma de los hombres
la impiedad y la corrupción,
aniquilas todo vestigio de confianza,
y obnubilas a la irreprochable razón.

A diario exhibes tus fechorías
cometidas con alevosía y ventaja,
y bajo la ceguera de la justicia
presumes tu botín a los malhechores,
te jactas de joyas, lujos y perfumes,
de riquezas, de oro y de vanas posesiones.
A diario justificas a mi asesino,
ultrajas mi nombre,
y vituperas mi pundonor.

Mas con tu cuerpo y tus lágrimas,
con tus cuidados y tus afectos,
con tus caricias y tus besos
te encomiendas a mi astuto enemigo,
conscientes placenteramente
al maleante que me ha arrebatado
de una vez y para siempre
lo que fue tiernamente mío.

A diario exculpas al ladrón
que me ha despojado de todo,
lo que una vez fue tiempo,
desasosiego y alivio,
esa exhalación del verso,
el piadoso amor de tu corazón.

(28 de Agosto de 2016)

Anuncios

2 comentarios en “La cómplice

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s